Sediento

21 de abril
Miércoles III de pascua

Jn 6, 35-40 el que cree en mi no tendrá sed jamás

Y tú en mí, en esta claridad, que ya no es mía, en tu cercanía que eriza mi piel, desposeído del cuerpo, del aliento, del latido, del ser; y tú en mí , fuente de luz, fuente de vida.