A pedradas

16 de abril
Martes III de pascua

Hch 7,51-8, 1 Se pusieron fuera, a apedrearlo

Así seguimos, sigo, haciendo sacar afuera a los heterodoxos, a los que no piensan según mi propio pensamiento, y apedrearlo. “Duros de cerviz, incircuncisos de corazón y de oídos, resistís al Espíritu Santo”, nos reprochas. Y como no resistimos tu denuncia, te sacamos fuera de nuestros límites, donde queremos encerrar nuestra concepción del mundo, y tu ser, y te apedreamos en tus profetas. Perdón, Señor.

Opus Dei

15 de abril
Lunes III de pascua

Jn 6, 22-29 ¿Qué tenemos que hacer para realizar las obras de Dios?

A mi pregunta me contestas: “la obra de Dios es esta. Que creáis en el que él ha enviado”. Creo en ti, Señor. Aumenta mi fe. Creo en ti, hijo de María, eres luz eres verdad. Creo en ti, hijo de María. Eres nuestra libertad. Creo en ti, Señor, Dios mío, concédeme vivir contigo para realizar contigo la obra de Dios.

Plenitud

14 de abril
III Domingo de pascua

I Jn 2, 1-5ª a su plenitud
Me llega tu Palabra sobre la plenitud que me da guardar tu Palabra: “quien guarda su palabra, ciertamente el amor de Dios ha llegado en él a su plenitud”. Y es así. La permanencia en tu palabra, la plenitud en tu amor. Tu Palabra que me guarda para que yo te guarde a ti en lo más escondido de mi secreta morada, y te manifieste al mundo.

oración

13 de abril
Sábado II de pascua

Hch 6, 1-7 Nosotros nos dedicaremos a la oración y al servicio de la palabra

Una vocación. Una necesidad, para vivir contigo, en tu presencia, en el río de tu gracia. Dedicarme a la oración y a la escucha de tu Palabra. Que cada día me llega y me renueva, me saca de mis ensimismamientos, y mi abre al misterio de tu presencia inaudita, tan carnal y tan cercana.

tu luz

12 de abril
Viernes II de pascua

Salmo 26 El señor es mi luz y mi salvación

Y en este tiempo de Pascua lo celebro de una manera especial, y o comparto en oración contigo. Tu luz que cada día me llega desde el cirio pascual, cuando lo enciendo para la oración de la mañana. Tu luz en mis hermanos que apenas tienen ya luz en la mirada. Gracias por tu luz y por tu salvación. Tan desbordante.

Plenitud de amor

10 de abril
Miércoles II de Pascua

Jn 3, 16-21 Tanto amó Dios al mundo…

Ahí está la clave. En tu amor. Que llega a todos por igual. Entre otros a mí, que soy un pecador. Solo desde la conciencia de mi pecado puedo abrirme a tu amor, a tu misericordia, a comprender que tu amor llega a todos, porque quieres que todos tengan vida, y vida abundante en ti. Solo desde tu amor puedo comprender que nos bendices a todos por igual.

necesidad

9 de abril
Martes II de Pascua

Hch 4, 32-37 Luego se distribuía a cada uno según lo que necesitaba

La distribución de los bienes, porque tú has creado la tierra y sus riquezas para todas las personas, no para que unas tengan mucho, escandalosamente, y otras no tengan nada. Ayúdanos a vivir tu evangelio compartiendo, sin acaparar, desde la sencillez de vida, comprendiendo que todo es don que nos has dado para que vivamos todos, y no solamente unos pocos privilegiados. Entre los que me encuentro.

Encarnación

8 de abril
La Anunciación del Señor

Lc 1, 26-38 Alégrate, María, llena de gracia, el Señor está contigo

Es el saludo de la pascua, y de cada día en el que se produce el misterio de la encarnación, el misterio de tu presencia entre nosotros, el misterio de tu divinidad escondida en la humanidad, de tu grandeza hecha pequeñez, de la maravilla de tu amor por la humanidad. Hoy, en esta fiesta que este año viene a deshora, mayor felicidad de acercarme a tu palabra, hecha carne en la carne de María.

Comunidad

7 de abril
II domingo de Pascua

Hch 4, 32-35 Tenía un solo corazón y una sola alma

Un solo corazón en el corazón de tu misericordia. Una sola alma bañada por tu amor. Así la primera comunidad de los creyentes. Así yo cuando pierdo mi yo y me abro al nosotros de la Iglesia. Fraternidad y comunión. Desde donde recibo tu paz.