Al dios desconocido

25 de mayo
Miércoles VI de pascua

Hechos 17, 15.22-18, 1 Al Dios desconocido. Pues eso que veneráis sin conocerlo, os lo anuncio yo.

Tantos que no te conocen, Señor, y que te veneran en los frutos de tu ser creador, de tu ser luz, de tu ser belleza. Tantos que esperan mi anuncio, nuestro anuncio…gracias por todas las mujeres que anuncian tu nombre lleno de salvación, que tienen ardor misionero, que el celo por darte a conocer las consume. Conozco a varias, desconocidas. Gracias por su testimonio. María, tu madre, te muestra al mundo.

Oraban

24 de mayo
Martes Vi de pascua

Hechos 16, 22-34 Pablo y Silas oraban

En la mazmorra nos dicen los hechos de los apóstoles, oraban. Orar sin desfallecer, orar en toda ocasión, especialmente cuando somos prisioneros, cuando carecemos de libertad, cuando estamos en la oscuridad, cuando….orar que e poner la vida en tus manos, sin limitación, sin media, con una confianza infinita, porque tu eres mi Padre” ( oración de abandono de San Carlos de Foucauld).
Oración junto con María.

corazón abierto

23 de mayo
Lunes VI de pascua

Hechos 16, 11-15 El señor le abrió el corazón


Y cuando me abres el corazón en canal, como has hecho y siques haciendo, tan dulcemente, tan delicadamente, apenas me doy cuenta, pero todo se transforma. Y entonces la vida que me das corre por mis venas, y todo se vuelve en mi tuyo. Porque me enraizas en tu corazón abriendo el mío. Gracias.
En las entrañas maternales de María.

Tu paz

22 de mayo
VI domingo de pascua

Jn 14, 23-29 Mi paz os dejo mi paz os doy


Tu paz, el don tan deseado por cada uno de nosotros, por la humanidad, siempre tan bélica. La paz es un don que precede de ti, el don de sabernos en tus manos, amados, confiados, enraizados en la naturaleza misma de su ser amor. Tu paz, Señor, tan necesaria en tantas regiones de nuestro mundo que viven en plena guerra. Que tu paz pacifique nuestros corazones.
Tu puro don. En María.

Eres Dios

21 de mayo
Sábado V de pascua

Salmo 99 Sabed que el Señor es Dios

Y eres mucho más grande que mi propio pensamiento, que mi sentimiento, que la imagen que me hago de ti. Eres inabarcable y cercano; eres Dios. Y yo tu criatura, obra de tus manos. Ahí estoy. En tus manos.
Ofrecido. Como María

Alegría

19 de mayo
Jueves V de pascua

Jn 15, 9-11 para que mi alegría esté en vosotros y vuestra alegría llegue a plenitud

De esto se trata. De vivir en la alegría profunda que tú me das, y que llena de sentido la vida, aunque no sepa cómo. Vivir en la plenitud de tu gozo. Hoy es el día del año que, en una cadena de oración vocacional, me toca orar por las vocaciones a la vida laica marianista. Os pido que os unáis a mi oración.

Como María.

Nada

18 de mayo
Miércoles V de pascua

Jn 15, 1-8 Porque sin mí no podéis hace nada

Me cuesta creer esta verdad, por los deseos de omnipotencia narcisista que siempre tengo. Se que sin ti vida no tengo; se que si no estoy unido a ti no doy fruto abundante; se que solo en ti soy fecundo; se que solo desde tu amor puedo amar. Lo se y no so se. Por eso te pido; señor, que me ayudes a permanecer en ti. Injertado en tu palabra. Como María.

Gracias

17 de mayo
Martes V semana de pascua

Salmo 144 Que todas tus criaturas te den gracias

Te doy gracias, Señor. Dame siempre un corazón agradecido a la bondad de tu nombre, a tu misericordia, a tu presencia amorosa en mi vida. Yo se me tuyo, y tuyo soy. En el amor. Que se hace concreto cada día. En lo más sencillo y cotidiano. Y por eso, en el día a día, por lo concreto de cada jornada, por tu manifestación silenciosa y misteriosa en ella, te doy las gracias.

Amado

16 de mayo
Lunes V semana de pascua

Jn 14, 21-26 El que me ama guardará mi Palabra, y mi Padre lo amará

Sigues mostrándonos la dinámica del amor. Tú y el Padre en el amor, y ahí me introduces. En tu propia morada, haciendo morada en mí. Misterios de tu amor. Que no olvide nunca que soy por ti amado.
Amado. Como María.