Ruina

23 de noviembre
Martes XXXIV

Lc 21, 5-11 Esto que contempláis llegarán días en que no quedará piedra sobre piedra

Y sin embargo hay algo que no se puede destruir porque no existe. Tú eres la piedra que descartaron los arquitectos que ahora es la piedra angular donde se asienta el mundo, el impulso más fecundo de la nueva creación.

Cristo rey

21 de noviembre
Jesucristo Rey del universo

Jn 18, 33-37 Tú lo dices, yo soy rey

Tú eres rey coronado de espinas, tú eres rey vulnerado, tú eres rey y hazmereir de las gentes, tú eres rey víctima victimizada, tú eres el rey de la pobreza, del desprestigio, del descontrol, del abajamiento. Tú eres un rey kenótico…y ahí está la verdad de la dignidad del ser humano, su divinidad, inviolable. Ecce homo. Tú eres rey.

De vivos

20 de noviembre
Sábado XXXIII

Lc 20, 27-40 No es Dios de muertos, sino de vivos

Para eso has venido y te has hecho carne, para que tengamos vida y vida abundante. Así nos bendices cada día, alientas nuestra existencia, nos mantienes en tu presencia, a tu servicio. Eres un Dios que quieres la vida, no la muerte; la salvación, no la condenación; un Dios que en el aprieto nos das anchura; ayúdame a actuar como tú. Danto vida, vivificando, ofreciendo espacios de sanación, de salvación, en el nombre de tu misericordia.

paz

18 de noviembre
Jueves XXXIII

Lc 19, 41-44 ¡Si reconocieras en este día lo que conduce a la paz!

A la paz que tú nos dejas, a la paz que tú nos das. El don de tu paz, Señor. La paz que da el saber que todo procede de ti, que te ti venimos y a ti vamos, que tú sostienes la vida, en este tiempo mortal y después del mismo, que tan solo debo dejar que me lleves por el caudal de tu amor y de tu misericordia. Ayúdame, Seño, condúceme por el camino de tu paz.