Llamada

21 de septiembre
San Mateo

Mt 9, 9-13 Sígueme

Y claro que te sigo Cada día. Con todo el deseo de responder a tu voluntad en mi vida. Con la ayuda de tu gracia. Con el poder de tu brazo. Con el sostén de tu amor. Con tu misericordia, que me mira y acepta tan y como soy, con mis incoherencias y mis incongruencias. En tus manos estoy.

Lo oculto

20 de septiembre
Lunes XXV

Lc 8, 16-18 Nada hay oculto que no llegue a saberse

Porque tu Palabra ilumina, y muestra, y manifiesta, y da visibilidad. Te pido, Señor, Señor, que me ayudes a vivir una vida transparente, ofrecida, puesta ante ti. Que con sencillez viva lo que vivo y lo muestre. Contigo no tengo recovecos ni escondrijos. Tú me sondeas y me conoces. Estoy en ti.

Entrañas de misericordia

19 de septiembre
Domingo XXV

Mc 9. 30-37 El que acoge a un niño como éste me acoge a mi

Acaba de contarme una amiga, que vendrá esta tarde a Carabanchel para hablar con una chica joven que, violada por su padre, está embarazada y se plantea abortar. Y llega tu Palabra. Pongo ante ti, Señor, estas existencias desgarradas, estas situaciones límites, el dolor que producen…el silencio ante el misterio. Y la escucha, la cercanía, la acogida, en tu nombre, como hace mi amiga. La fecundidad desde tu amor.

Buscador

17 de septiembre
Viernes XXIV

I Tim 6, 2c-12 Busca la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre

Dame más fe, dame más amor -sobre todo a las personas a las que nadie ama-, dame más paciencia, que viva cada día con ella, pues todo lo alcanza, y dame mansedumbre. Hazme dócil, sencillo, humilde, pobre de corazón

el don en ti

16 de septiembre
Jueves XXIV

Tim 4, 12-16 No desperdicies el don que hay en ti

Me maravilla, Señor, la cantidad de dones con los que me adornas. Y me perturba cómo los desperdicio. Sin que tanto talento vuelva a ti para alabanza de tu gloria. Como bien me conoces, y ya me sabes todo, te lo digo una vez más, para pedirte que no dejes de hacer tus maravillas en mi fragilidad.

Santa Cruz

14 de septiembre
Santa Cruz

Jn 3, 13-17 Tanto amó Dios al mundo

Es una cuestión entre tu amor y cada uno de nosotros, con la humanidad. La maravilla, la fuerza, el poder de tu amor. Tu voluntad de salvar toda perdición. Partamos de tu amor, partamos de tu acogida, partamos de tu aceptación, partamos del prodigio que nos muestras cada día, aunque no nos enteremos. Lo demás vendrá por añadidura.

Orantes

13 de septiembre
Lunes XXIV

Tim 2, 1-8 Que los hombres oren en todo lugar, alzando las manos

Humanidad unida en la oración. Delante de ti, Señor de todos los corazones. Unidos en ti, Señor y dador de vida. Intercediendo por los que sufren, por los oprimidos por toda clase de males, por los enfermos, por los descartados de la sociedad. Pidiéndote que nos hagas más tuyos y menos míos, más abiertos a ti y a los demás. Pidiendo, en definitiva, que se haga tu voluntad, que siempre es bella y buena para nosotros.

¿Quién soy?

12 de septiembre
XXIV domingo

Mc 8, 27-35 ¿Y vosotros quién decís que soy yo?

Cada día me lo preguntas. Y junto a tu pregunta me preguntas ¿quién soy yo?… y mientras la respuesta queda muda, también te escucho preguntarme ¿quién eres tú sin mí? ¿No soy tu yo? Y en medio de estas preguntas, con o sin respuestas, sostienes mi vida.
Hoy, 12 de septiembre, la Compañía de María celebra su fiesta patronal, el Dulce nombre. Vida, dulzura, esperanza nuestra. Rezad por los religiosos marianistas.