Desde la cruz

24 de febrero
Sábado I de cuaresma

Mt 5, 43-48 Amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen

Para completar el mandato de ayer….la cultura de la reconciliación llevada al extremo de tu cruz: padre, perdónales, porque no saben lo que hacen. Entrar en el evangelio, dejar todo, y seguirte. Sin reservas.

Reconciliación

23 de febrero
Viernes I de cuaresma

Mt 5, 20-26 Vete primero a reconciliar con tu hermano…

Ese es el mandamiento que nos das…antes de presentar la ofrenda ante el altar, y si me doy cuenta de que alguien tiene algo contra mí, active la reconciliación. La reconciliación con que tú me reconcilias. Cultivar esta actitud de pedir perdón y saber perdonar, de vivir reconciliado y reconciliando. En la cruz.

Sacerdotes

22 de febrero
Cátedra de San Pedro

I Pe 5, 1-4 No por sórdida ganancia, sino con entrega generosa

Es lo que pide Pedro a los presbíteros…que seamos pastores según el corazón del buen pastor. Pidamos para que se terminen los abusos de poder, los abusos de conciencia y espirituales, los abusos sexuales…la sórdida ganancia….los frutos de un clericalismo endémico que permea mucha cultura eclesial….oremos para que seamos sacerdotes según el corazón de Dios.

Corazón puro

21 de febrero
Miércoles I de cuaresma

Salmo 50 Oh Dios crea en mi un corazón puro

Un corazón que sea tuyo, un corazón bañado en tu amor y tu misericordia, un corazón atento a tu presencia, un corazón cordial, acogedor, entrañable, abierto, dispuesto a darse y donarse, un corazón puro, que viva en tus manos, que goce con tu amor.

en los más pequeños

19 de febrero
Lunes I de cuaresma

Mt 25, 31-46 Venid, benditos de mi padre, porque tuve hambre y me disteis de comer….

Tuviste sed y te dimos de beber, viniste como inmigrante y te acogimos, y no te dejamos tirado en una habitación hacinada del aeropuerto de Madrid, ni te metimos en un centro de internamiento de extranjeros en condiciones infrahumanas, ni te marginamos, sino que te hospedamos, y estuviste desnudo y te vestimos, y estuviste enfermo y te visitamos, y dedicamos el tiempo para atenderte, y acompañarte, y acariciarte, y estuviste en la cárcel y también te dijimos que eres digno de amor, de atención, de perdón, que eres, siempre, un ser humano que manifiesta en su debilidad la fuerza de tu divinidad.

Convertíos

18 de febrero
Domingo I de cuaresma

Mc 1, 12-15 Convertíos y creed en el evangelio


Es el llamamiento, Señor, que me haces primer domingo de Cuaresma. Convertirme, volver a orientar mi vida hacia ti, desde el amor, que es el que tú derramas en mi vida. Convertirme y creer en el evangelio de la alegría, el evangelio de la vida que me concedes en ti. Ayúdame a vivir este tiempo de cuaresma más atento a tu presencia, a lo que tú haces en mi corazón.

Tu luz

17 de febrero
Sábado después de ceniza

Is 58, 9-14 Cuando alejes de ti la opresión, el dedo acusador y la calumnia, cuando ofrezcas al hambriento de lo tuyo y sacies al alma afligida, brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad será como el mediodía.

Pues eso. Darse. Donarse. Estar atento. Para iluminar con tu luz.

Ayuno

16 de febrero
Viernes después de ceniza

Is 58, 1-9 Este es el ayuno que yo quiero

…soltar las cadenas injustas, desatar las correas del yugo, liberara a los oprimidos, quebrar todos los yugos, partir tu pan con el hambriento, hospedar a los pobres sin techo, cubrir al que ves desnudo, y no cerrarte a tu propia carne.
Esta bien que me lo recuerdes. Al inicio de esta cuaresma. No cerrarme a mi propia carne, en la carne del que tiene necesidad.