Fe (III)

2 de julio
Martes XIII

Mt 8, 23-27 ¡Sálvanos que nos hundimos!

Esta es la súplica angustiosa de tantas personas, que sabiendo que estás en la barca, y viéndote dormido, temen, tiemblan, se llenan de sus propias angustias. Esta es la súplica, Señor, que tantas personas ponen ante ti, en sus zozobras. Aumenta nuestra fe.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.