Abandonadas

9 de julio

Martes XIV

Mt 9, 32-38 Estaban extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tenían pastor

A la muchedumbre extenuada y abandonada nos mandas, me mandas, en tu nombre.  Para proclamar el evangelio de tu liberación, de la plenitud de vida, de tu amor. Para derramar el bálsamo de la caridad en sus heridas. Para escuchar, para acompañar, para hacerme uno con ellas y en ellas por ti. Esta es la vocación. Todo lo demás chirimías.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *