Vivos

2 de junio
Miércoles IX

Mc 12, 18-27 No es Dios de muertos sino de vivos

Y así ofreces la vida verdadera, en plenitud. Porque has venido para que tengamos vida, y vida en abundancia. Y nos has dado tu propia vida, para que vivamos en ti. Todos los que están cansados y agobiados, todos los que están atribulados, todos los que experimenten en su carne que más vale morir que vivir, encontrarán en ti alivio y fortaleza. Vida eterna.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *