Cirilo y Metodio

14 de febrero
San Cirilo y San Metodio

Hch 13, 46-49 Yo te haré luz de los gentiles

Es la misión que reciben los apóstoles, como lo fueron Cirilo y Metodio, y que sostiene la misión ad gentes. Ser misionero, hacer partícipes de la luz de Jesús a los que no la conocen o a los que pudiéndola conocer, la ignoran. La Iglesia tiene el mandato de Jesús de ir y hacer discípulos…. Y nosotros estamos invitados de hacer partícipes a los demás de la alegría que produce sabernos amados y salvados por Cristo.

Maldad del hombre

13 de febrero
Martes VI
Gn 6, 5-8  Al ver el Señor que la maldad del hombre crecía sobre la tierra…

… y que su modo de pensar era siempre perverso, se arrepintió de haber creado al hombre en la tierra. Tremenda frase, que golpea mi conciencia en este momento en que la leo. Al ver Dios tanta maldad decidió enviar un diluvio sobre la tierra, y terminar con la creación. ¿Qué verá Dios hoy en nuestro mundo?
Nuestros ojos, que tantas veces son la mirada de Dios sobre nuestra tierra, ¿qué ven? ¿Ven que la maldad aumenta sobre la faz de la tierra? ¿Qué ves?

La sangre de tu hermano

12 de febrero
Lunes VI

Gn 4, 1-15 La sangre de tu hermano me está gritando desde la tierra

Esto le dice Dios a Caín y nos lo dice también a nosotros. La sangre de tu hermano me está gritando desde la tierra.. La sangre de tanto hambriento que muere de hambre, de tanto sediento que no tiene acceso al agua en nuestro mundo…; de tanto inmigrante que no dejamos entrar, de tanto enfermo que no tiene acceso a una sanidad adecuada, de tanto desplazado que no encuentra un lugar, de tanto sin techo, tanto marginado… cuya sangre no se puede limpiar con todo nuestro bienestar. Y clama al cielo. En la desnudez de su cruz mi hermano clama al cielo…

Bendito

11 de febrero
Domingo VI

Jr 17, 5-8 Bendito quien confía en el Señor

Será como un árbol plantado junto al agua, que junto a la corriente echa raíces; cuando llegue el estío no lo sentirá, su hoja estará verde; en el año de sequía no se inquieta, no deja de dar fruto.
La confianza genera vida, vitalidad, tranquilidad, fecundidad. La confianza es la actitud básica con la que nos tenemos que relacionar con Dios. Y es fuente de bendición. De la bendición que viene de lo alto.

Me engañó

10 de febrero
Sábado V semana

Gn 3, 9-24 La serpiente me engaño y comí

¿Acepto la responsabilidad de mis actos o trato de implicar siempre a otras personas en m pecado? Eva echa la culpa a la serpiente. Adán culpa a Eva. Nadie se atreve asumir el mal… ¿por ocultarse? ¿por cobardía? ¿por miedo? ¿por vergüenza? Es la propia dinámica del pecado. Todos se echan las culpas unos a otros. ¿Y yo? ¿Qué es lo que me hace pecar? ¿Qué responsabilidad tengo? Puedo contestarme a esta pregunta sabiendo que siempre cuento con la misericordia de Dios.

Paseaba por el jardín

9 de febrero
Viernes V semana

Gn 1, 18 El Señor paseaba por el jardín a la hora de la brisa

Tanta era la amistad de Dios con el ser humano, tanta su cercanía, que bajaba todas las tardes, a la hora de la brisa, a pasear por el jardín, y estar con sus criaturas, como un amigo, como el creador que se recrea con su criatura. Bendice alma mía al Señor porque estás conmigo. Y ese estar no necesita de más, es presencia, es mirada, es compañía, es apoyo de amante. Eso fue al inicio. Hacia esos vamos. Jesús ha restaurado la posibilidad. Quédate junto a nosotros, Señor, esta tarde.

Desnudos

8 de febrero
Jueves V semana

Gn 2, 18-25 Los dos estaban desnudos, pero no sentían vergüenza uno del otro

Al principio el ser humano estaba en armonía: con Dios, con el resto de los seres y entre ellos. Su naturaleza era buena y completa. Por ello su desnudes, su propia realidad, era buena y no entraba en su lenguaje, ni en sus sentimientos, la vergüenza.

Esa armonía, esa bondad natural, se rompió por efecto del pecado. Pero mantenemos ese sello de la creación que hemos recibido de manos de Dios. Nuestra desnudez, la verdad de nuestro ser, no debe avergonzarnos: somos de Dios y somos buenos.

Aliento

7 de febrero
Miércoles V semana

Gn 2, 4-9 Sopló en su nariz un aliento de vida…

Esta semana tenemos la oportunidad de irnos acercando al origen de nuestra vida. La narración mítica del génesis nos dice que Dios, creador de toda la vida, de nuestra vida, hizo una estatua de arcilla modelada del suelo. Sopló en su nariz un aliento de vida y el ser humano se convirtió en ser vivo. Tenemos, desde el principio, un aliento de vida que nos ha dado Dios, que nos ha animado, que nos alienta y nos mantiene como seres, creados por él.

Puedes dejar durante unos minutos que Dios vuelva a soplar un aliento de vida en ti, ahora mismo.

A imagen y semejanza

6 de febrero
Martes V semana

Gn 1, 20-2,4 Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza

De ahí partió Dios en el momento de crear al hombre y a la mujer. Nos hizo con el deseo de que fuésemos seres a su imagen y semejanza. Que siendo criaturas lleváramos la impronta del creador. Somos imagen de Dios, estamos hecho a su semejanza. Creados por amor, creadores desde el amor.

Somos, Señor, seres tuyos, impronta de tu ser.

 

 

 

Al principio

5 de febrero
Lunes V semana

Gn 1, 1-19 Al principio creó Dios el cielo y la tierra

Desde el principio está Dios, en el origen de todo. Generando vida. Y vida abundante. De la nada todo. En el vacío nace la creación. Del caos informe y de la tiniebla comienza a brotar, del ser de Dios, lo que  el mismo Dios ve como algo bueno.
Desde el principio de mi vida está Dios. Creando. Siempre. Sacando de mis tinieblas luz. De mis noches días. Dios creó y sigue creando….cada día.